Reseña Ramona Iza – Maira Núñez

Sinopsis Ramona Iza:

Un monólogo absurdo.

La memoria y la imaginación están de espaldas una a la otra, pero tocándose. Ambas con la mirada fija hacia lo que tienen enfrente. Una está viendo lo que va dejando atrás y la otra lo que le espera más adelante. La más grande tiene una cámara. La joven, sólo un lápiz de carbón. Ahí cerca está ella, observándolas. La razón puede distinguir un recuerdo de una idea. Ella guarda las fotografías capturadas por su hija más tímida y nostálgica. Los recientes son retratos nítidos y los más antiguos, olvidados en algún cajón junto a los planos y garabatos de la otra, han perdido color y algo brillo. La imaginación disfruta viéndolas. Por cada foto vieja, carcajea y piensa en cientos de situaciones que pudieron ocurrir antes y después del flash. Anota algunas descripciones en la parte de atrás de una de las instantáneas. La memoria sonríe. Al principio, sin afán de precipitarse a la certeza de un disparate. Después, con una afirmación corta y débil, no tiene duda de que fue así. Ahora ríe con fuerza. La imaginación, ignorando la regla más estricta, voltea y ve a los ojos tristes de quien creía era su hermana mayor, pero lo que tiene enfrente es un espejo. Mira hacia todas partes. La razón ya no está ahí. Se ha ido.

Reseña Ramona Iza Maira Núñez

Maira Núñez nos sorprende con su libro Ramona Iza, una novela en la que, a pesar de tener menos de cien páginas, consigue atraparnos desde la primera gracias al misterio que la envuelve.

La sinopsis no deja muy claro de qué va la historia por lo que es conveniente resumir brevemente, sin spoilers, de qué trata exactamente. En Ramona Iza, la trama gira en torno a una carta enigmática y un misterioso asesinato sin resolver. El protagonista recibe un escrito con el fin de ser citado y desde ese momento quedará atrapado en un juego donde la aparición de una peculiar mujer le hará implicarse en la resolución de un antiguo crimen.

¿Qué hace al asesino, la intención o el hecho?

Lo más destacable de Ramona Iza es el estilo de la narración que varía dependiendo del personaje en el que se centre. Cuando la autora da voz a la mujer surge una escritura poética y enigmática, unas líneas que te suscitan incertidumbre y misterio. El estilo usado en este personaje es totalmente acertado ya que concuerda a la perfección con el perfil de ella, una chica misteriosa que pretende jugar con el protagonista a base de pistas. Cuando aparece ella es la que lleva el rimo de la situación y la lectura, jugando a su vez con los lectores y el propio Áster, el protagonista. En cambio, el resto de la narrativa es simple, pero igualmente cuidada. Las frases que exponen los hechos o forman parte de los diálogos pasan de mostrar desconcierto a ser claras, haciendo que el lector no se sature y compare claramente los perfiles de ambos personajes.

Respecto a los personajes, los más notorios son Áster y Ramona Iza. Esta última, la mujer peculiar, es extravagante y atractiva en cuanto a personalidad se refiere. Es un personaje muy bien construido con un pasado perturbador que la ha ido modelando con e paso del tiempo, mostrando a una mujer fuerte, decidida, pero desequilibrada. Ese desequilibrio es el que le da el toque psicológico a la novela, ya que en cierto modo juega con los trastornos y las carencias. En contraposición a Ramona Iza está Áster, un personaje totalmente opuesto en personalidad pero que comparten un pasado y unos actos que le persiguen hasta el día a día. Es sorprendente como en tan pocas páginas la autora ha conseguido crear perfiles tan dispares y llamativos, llevándose con ellos casi todo el peso de la novela.

No soy vengativa, pero me acuerdo de todo y no me arrepiento de nada

En cuanto al final, pese a que los cabos se empiezan a atar poco a poco, el desenlace fue totalmente inesperado e impactante. Generalmente en las obras que tiran por este final suelen ir proporcionando pistas y claves que en cierto modo hacen que intuyas por dónde van los tiros. Pero aquí fue todo lo contrario, en ningún momento imaginé lo que pasó, haciendo que el factor sorpresa me sorprendiera.

Ramona Iza es una novela corta pero intensa donde nada es lo que parece. Una historia que mezcla extravagancia, demencia y misterios en una trama con personajes peculiares que captarán tu atención con gran facilidad.