Especial Halloween: Payasos asesinos en la literatura, cine y hechos reales

Don’t ya like clowns? Don’t we make ya laugh? Aren’t we fuckin’ funny? – Captain Spaulding

Payasos asesinos en la literatura

El circo de la familia pilo – Will Elliott

«Tienes dos días para pasar la 

Payasos asesinos en la literatura, cine y hechos realesaudición. Será mejor que la pases, colega. Vas a unirte al circo. ¿A que es la mejor noticia que te han dado nunca?» Este ultimátum, en boca de un trío de payasos psicóticos, arroja a Jamie al terrorífico universo alternativo del circo de la familia Pilo, un mundo limítrofe entre el infierno y la tierra desde el que se han perpetuado las mayores tragedias de la humanidad. Sin embargo, en este lugar poblado por seres espantosos, grotescos y monstruosos en el que la violencia y el salvajismo son la norma, Jamie descubre que su peor enemigo es él mismo. Cuando se aplica el maquillaje blanco en la cara se transforma en J. J., el payaso más despiadado de todos. Y J. J. quiere a Jamie muerto…

John Wayne el payaso asesino – Miguel Janer

Payasos asesinos en la literatura, cine y hechos reales

Detrás de un disfraz de payaso se escondía un hombre ejemplar para todos. Un empresario comprometido con la comunidad, al que le gustaba hacer reír a los más pequeños en las fiestas vecinales. Nadie por aquel entonces sabía que John Wayne Gacy, disfrazado de ‘Pogo el payaso’ entretenía a los niños durante el día mientras que agredía, sodomizaba y mataba a adolescentes durante la noche. Su sótano se convirtió en un improvisado y pestilente cementerio en el que enterró a 29 víctimas. 

It – Stephen King

¿Quién o qué mutila y mata a los 

Payasos asesinos en la literatura, cine y hechos realesniños de un pequeño pueblo norteamericano? ¿Por qué llega cíclicamente el horror a Derry en forma de un payaso siniestro que va sembrando la destrucción a su paso? Esto es lo que se proponen averiguar los protagonistas de esta novela. Tras veintisiete años de tranquilidad y lejanía, una antigua promesa infantil les hace volver al lugar en el que vivieron su infancia y juventud como una terrible pesadilla. Regresan a Derry para enfrentarse con su pasado y enterrar definitivamente la amenaza que los amargó durante su niñez. Saben que pueden morir, pero son conscientes de que no conocerán la paz hasta que aquella cosa sea destruida para siempre.

Vampiros, caníbales y payasos asesinos – Esteban Cruz NiñoPayasos asesinos en la literatura, cine y hechos reales

Una pequeña enciclopedia de la maldad humana, donde lo académico e investigativo y una narración fluida nos interna en hechos verídicos e insólitos que han reseñado los archivos judiciales de distintos rincones del mundo. Escarba entre leyendas de payasos asesinos su origen racional y humano; da a entender por qué le tenemos miedo a los payasos y por qué algunas personas se disfrazan de ellos para cometer toda clase de crímenes. Analiza todos los mitos que gravitan alrededor de esta clase de personajes, para poder entender las epidemias de payasos agresivos que se han desatado en las que docenas de jóvenes maquillados y vestidos de clowns han inundado las calles de pánico al dar rienda suelta a sus más bajos deseos.

Días perdidos – David Barreiro

La ciudad de Gijón se ve

Payasos asesinos en la literatura, cine y hechos reales sacudida por la aparición de un payaso que sube siniestras fotos a internet en las que recorre sus calles de madrugada. Lo que en principio parece una broma de mal gusto, pronto se convierte en algo terrorífico con la aparición de varios cadáveres en la ciudad. Todos llevan la marca del asesino en serie: una mano amputada. El inspector Castro, que hasta entonces disfrutaba de una tranquila existencia entre conversaciones de bar, vasos de whisky y sus dos grandes pasiones, habrá de enfrentarse de pronto a un caso para el que cree no estar preparado, como el resto de la ciudad.

Otros títulos:
  • Clown – Matt Shaw
  • Clown Night – Tim Miller
  • Bad clowns – Benjamin Radforf
  • Dead Clown Barbecue – Jeff Strand
  • When Clowns Attack – Chuck Sambuchino
  • When the Circus Came to Town – Deborah McClatchey
  • Clown Wars: Blood and Aspic – Joseph D’Lacey y Jeremy Drysdale

Payasos asesinos en el cine

Payasos asesinos en la literatura, cine y hechos reales
  • Killer klowns from outter space (1988)
  • Clownhouse: Payasos mortales (1989)
  • It (1990)
  • Killjoy, el payaso diabólico (2000)
  • Gacy (2003)
  • La casa de los mil cadáveres (2003)
  • 100 tears (2007)
Payasos asesinos en la literatura, cine y hechos reales
  • Amusement: El juego del mal (2009)
  • The task (2011)
  • Stitches, el payaso asesino (2012)
  • El payaso del mal (2014)
  • Clowntown: Ciudad de payasos (2016)
  • 31 (2016)

Payasos asesinos y hechos reales

A lo largo de los años nos hemos encontrado con titulares como “Joven de Badajoz denuncia haber sido agredido por una persona disfrazada de payaso” “Un adolescente acuchilla en Berlín a un joven disfrazado de payaso diabólico que trató de asustarle” “Un hombre es apuñalado en Suecia por un desconocido disfrazado de payaso”. Ataques de payasos diabólicos cuyos fines fueron bromas macabras, experimentos sociales o delincuencia. A continuación, os dejo unos ejemplos de los tantos que hay:

John Wayne el payaso asesino

John Wayne Gacy cometió sus crímenes durante la década de los 70 y fue uno de los asesinos en serie más famosos de Estados Unidos.

Payasos asesinos en la literatura, cine y hechos reales

Fue llamado popularmente “el payaso asesino” porque organizaba fiestas en el vecindario e invitaba a los vecinos a sus barbacoas en su jardín mientras entretenía a los más jóvenes, curiosamente donde tenía enterradas a sus víctimas. Como figura de entretenimiento era conocido como “Pogo el payaso”.

Gacy construyó una habitación en su sótano donde invitaba a los jóvenes a beber e intentaba mantener relaciones con alguno de ellos. Allí abusaba, torturaba y asesinaba a multitud de jóvenes, así hasta un total de 33 jóvenes fueron enterrados en su casa o lanzados al río de Des Plaines en Illinois. Todos eran hombres cuyas edades comprendían entre 14 y 21 años.

El caso de Marlene Warren

En 1990, Marlene Warren estaba en su casa cuando una persona llamó a la puerta. Al abrir vio que era un payaso que llevaba flores y globos. Al entregarle los regalos, sacó un arma y le disparó en la cara. Tras el homicidio el payaso caminó hasta su coche, se subió y condujo tranquilamente. El caso se resolvió 27 años después utilizando las modernas técnicas de investigación forense.

Los payasos de Jacksonville 

En 2014 varios sujetos vestidos de payasos deambulaban por las casas, llegando a entrar en el recinto. Algunos mostraban comportamientos erráticos, caminando sin rumbo, otros se acercaban a las puertas, se quedaban mirando fijamente las cámaras de seguridad o tenían comportamientos agresivos.

La psicosis de los payasos asesinos

Este fenómeno importado de EEUU resurgió en 2016 y rápidamente se extendió a otros lugares del mundo gracias a los vídeos que se fueron difundiendo por redes sociales. Personas vestidas de payasos con un aspecto similar a los payasos asesinos de las películas de terror, vagan por la calle, especialmente por la noche. Algunos portan armas blancas y cuando se cruzan con alguna persona los persiguen, creando una histeria colectiva.