Reseña La reina del destino – Isabel M. Pasalodos

Sinopsis La reina del destino

La tercera hija del emperador de Garçenne, Belle, es acusada de estar maldita por su pueblo e incluso su propia familia al provocar la muerte de su madre al nacer. Maltratada y cansada, decide cruzar la niebla inexpugnable que rodea todo su imperio, en busca de una vida mejor.
Por otro lado, Elisabeth cree saber muy bien lo que le pasará si atraviesa la niebla que rodea el único lugar habitable de la tierra: un barco ignífugo atrapado en una marea de residuos geológicos que han acabado con todo rastro de vida.

Reseña La reina del destino Isabel M. Pasalodos

El miedo es un sentimiento que produce la espera de un mal – Sigmund Freud

La reina del destino, el primer libro de Isabel M. Pasalodos, nos adentra en una novela donde la fantasía, ciencia ficción y distopía se unen para mostrarnos una historia original que no dejará indiferente a nadie. 

Dicha originalidad no solo está presente en el contenido del libro, sino también en la forma de leerlo. Tal y como explica la autora en su blog, La reina del destino se puede leer de dos formas: si te gusta la ciencia ficción debes leer la segunda, primera y tercera parte. En cambio, si ese género no es de tu agrado, puedes leer el libro de la primera a la tercera parte, en el mismo orden que se presenta. Como recomendación personal aconsejo empezar por la segunda parte, seguido de la primera y la tercera. Lo recomiendo de este modo porque la novela cuenta dos historias diferentes, con sus correspondientes tramas y personajes. La trama de la segunda es más corta que la primera, teniendo esta última una continuidad directa en la tercera parte. Es decir, si quieres leer de manera fluida sin mezclar historias, lee tal y como recomiendo.

Cada uno de los capítulos que componen el libro van acompañados de una cita que en cierto modo van ligado al contenido de esa parte. El último de todos, el final del libro, contiene una cita escrita por la propia autora. Un detalle que le ha aportado un toque distintivo y especial, además de un mensaje esperanzador.

Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias – John Locke

Respecto a las tramas de La reina del destino, la primera se centra en una época pasada, donde Belle, su protagonista, debe seguir adelante en un reino donde la consideran el mismo demonio, una maldita. Belle es una mujer atípica para la época. Es fuerte, impulsiva, lista y con una personalidad muy característica y marcada, donde nada ni nadie puede derrotarla, está por encima de todos. Es capaz de hacer frente a todas las adversidades que el destino le presenta, utilizando su ingenio e inteligencia. 

Por otro lado, encontramos un mundo distópico, abatido y aparentemente casi desierto. Un lugar donde la guerra hizo mella y solo unos pocos afortunados, o no, han sobrevivido y se ven obligados a vivir a bordo de un barco donde se cometerán atrocidades. En ese barco se encuentra Elisabeth, una mujer con unas cualidades asombrosas que harán cambiar el rumbo de su destino y la de sus compañeros.

El amor, eso, querida, tan valorado, tan enfermizo que únicamente sirve para que una mujer tenga menos poder del que tiene

Desde un comienzo vemos que ambas tramas tienen un elemento en común, una niebla que rodean cada uno de esos lugares. A lo largo del libro vamos descubriendo poco a poco qué es esa espesura, hasta que en la tercera parte vemos la conexión entre las dos historias. En mi opinión, para tratarse de dos historias diferentes, la trama de Belle ha eclipsado a la de Elisabeth. No se si esto fue intencionado o no, pero creo que si la parte de Elisabeth hubiera sido más larga hubiera adquirido más importancia y al final de La reina del destino hubiera cogido cariño a ambos personajes por igual, sin pasar desapercibida una de ellas. Con la gran conexión que tiene ambas historias hubiera sumado más puntos si ambas fueran igual de protagonistas.

La curiosidad nos hace fuertes, nos hace libres, a veces duele, pero el dolor suele volverse a nuestro favor

Un aspecto a comentar es la sensación de desconcierto que me ha producido el libro. Como he comentado anteriormente, La reina del destino se compone de dos historias que a priori son completamente distintas, tanto en épocas como en personajes. Ese cambio tan drástico, sobre todo en el tiempo, me creó confusión porque en ningún momento veía la conexión real. No fue hasta la tercera parte donde me sorprendió gratamente con la unión entre las dos historias. Una conexión original que nunca me hubiera llegado a imaginar. La perspectiva de ese enlace y el trasfondo que le ha dado me ha parecido único y diferente a lo que estamos acostumbrados, haciendo posible que gracias a esa idea podamos disfrutar de personajes históricos, acercándonos más a ellos y sintiéndolos más reales.

En definitiva, La reina del destino es un libro diferente, original, lleno de fantasía y críticas a la sociedad y al modo de hacer las cosas. Una novela donde conocemos el lado cruel de las personas, el amor, la valentía, el espíritu de lucha, la superación, pero sobre todo la esperanza. Una esperanza que impulsa al cambio, a no ser conformistas y a perseguir la libertad en todos sus sentidos.