Reseña Star Wars: Han Solo

Editorial: Planeta Cómic
Colección: Star Wars: Han Solo
Presentación: Grapa
Número de páginas: 160 (32 por grapa)

La Galaxia vive un período de inquietud debido a la opresión del Imperio y a la poca esperanza de cambio arraigados en los seres de los diferentes planetas. Aun así, un grupo de rebeldes se unen una vez más para enfrentarse a su enemigo, el Imperio.

Star Wars: Han Solo se sitúa tras la batalla de Yavin. Nuestro protagonista se ha apartado de la causa rebelde y se concentrado en lo que mejor se le da, el contrabando. Pero los rebeldes lo necesitan una vez más y acuden en su ayuda, a pesar de que Han Solo se muestra reacio y teme perturbar la poca tranquilidad que hay en su vida. Es en ese momento en el que Han Solo se verá envuelto de nuevo en una misión que hará peligrar su existencia, una misión de lo más peculiar donde principalmente tendrá que hacer lo que mejor se le da: pilotar el Halcón milenario.

Han Solo junto con Chewebacca se hacen pasar por pilotos que concursan en el Vacío del Dragón, la carrera más antigua y peligrosa de la galaxia donde se compite o se muere. Pero la carrera es sólo una excusa y un modo de infiltrarse para llevar a cabo su verdadero cometido, rescatar a algunos rebeldes que se encuentran por los planetas donde las naves repostarán durante la carrera.

Con este argumento Han Solo y Chewbacca contribuirán con la Alianza Rebelde mientras se enfrentan a numerosos peligros, incluido una posible muerte. Mientras llevan a cabo su misión Han Solo desafía una vez más las órdenes dadas y pone en peligro su deber. ¿Será capaz de conseguir lo que la misma Leia le ha pedido? ¿Realizará con éxito su misión pese a los contratiempos que le surgen?

Lo único que sabe un buen contrabandista es que las soluciones son casi siempre simples, tan simples que casi nadie las ve

Durante la misión visitamos diferentes planetas de la Galaxia, deleitándonos con las distintas razas que viven en esos lugares, donde vemos desde las típicas como los twi’lek, no tan usuales como los pantoranos o seres cuya raza se escapan de mis conocimientos. Se ha agradecido ver la diversidad que conforma la Galaxia, que seres de varios planetas con sus características e ideologías compartan una misma motivación. 

Gracias al excelente dibujo y los diálogos vemos reflejado la esencia de Han Solo, desprendiéndose en el cómic de principio a fin. Ese personaje sin vergüenza, desconfiado, que parece que siempre mira por sí mismo, pero en el fondo se preocupa por los demás. Además, durante el cómic observamos la tensión ya conocida entre Han Solo y Leia, ese tira y afloja que tanto conquistó. Vemos pequeños gestos y detalles que profundizan más en su relación. Por otra parte, mencionan elementos de la saga conocidos como la carrera Kessel y su realización en menos de doce parsecs por parte del Han Solo. Todos estos detalles nos dejan una sensación de añoranza ya que realmente sientes que son los mismos personajes que se muestran en la gran pantalla.

Contratiempos, secretos y peligros de muerte es lo que encontramos en Star Wars: Han Solo, una serie de cinco números donde acompañamos a Han Solo y Chewebacca en una nueva misión a cargo de la Alianza Rebelde. Un cómic con un final inesperado e incluso con toques emotivos, en el que a pesar de no aportar nada novedoso respecto al lore, es una historia divertida que se suma a las vivencias de Han Solo, un contrabandista único.