Reseña La metamorfosis de Laia – Alma Gabriel

Sinopsis La metamorfosis de Laia

¿Ya dejaste de soñar? ¿Te sientes una víctima ante el mundo? Laia, una mujer de cuarenta y pico, nacida en una familia de clase media, tuvo una infancia feliz. No pudo decir lo mismo de su juventud. Atormentada por sus relaciones sentimentales, se ve involucrada en una serie de circunstancias de las que no se siente orgullosa, pero es incapaz de salir de ellas. Amores, desamores, codependencia, miedo e inseguridad.

Reseña La metamorfosis de Laia Alma Gabriel

La metamorfosis de Laia nos relata una historia de superación personal. Decidí darle una oportunidad a esta lectura ya que, según había leído en otras reseñas, el libro contaba una historia real que parecía tener pinceladas psicológicas y eso me llamó especialmente la atención.

La novela nos muestra la evolución de la protagonista, Laia. Una mujer que desde su adolescencia su vida empezó a decaer. Laia era una niña feliz con una vida envidiable, era querida por quienes la rodeaban. Un día todo cambió cuando siendo adolescente conoció a un chico con el que empezó una relación tóxica. Esta relación la fue destruyendo, no era capaz de ver más allá, hasta que un día la vida de Laia comienza a cambiar. Por una serie de circunstancias su vida toma un nuevo rumbo y emprende nuevos proyectos tanto profesionales como sentimentales que le ayudan a superar los peores momentos y seguir adelante.

Laia lloraba con un nudo en el estómago y él se encaraba a ella diciéndole que se fuera para casa, que allí no tenía nada que hacer y que ella le obligaba a comportarse así

Se sentía dependiente de él, pensaba que no era nadie si no estaba a su lado

A lo largo de su juventud experimenta diferentes sensaciones. Va probando con el fin de encontrar la felicidad hasta que un día da con ella, pero no antes sin pasar de nuevo por experiencias tóxicas y dañinas. Es en ese momento cuando Laia es feliz y siente que después de todo lo malo que le ha pasado se puede salir del pozo.

Desgraciadamente, los palos que te da la vida son los que te hacen verla de otra manera. Las vivencias, frustraciones y desengaños son los que te enseñan y te hacen crecer como persona

La metamorfosis de Laia lo empecé con muchas ganas e ilusión y en parte me decepcionó. Tenía las expectativas tan altas que luego me llevé el chasco. Lo primero a destacar es la forma en la que se narra. Usa un lenguaje y una forma de hablar que no te incita a seguir leyendo. No tiene ese “enganche”, esa capacidad de vicio que te induce a pasar de página.

La historia se divide solamente en cuatro capítulos, en los cuales se ve una progresión de la protagonista. En esos capítulos, los dos primeros, son poco sustanciales. Se centra en la infancia y adolescencia de Laia. Cierto es que para entender la evolución es importante recorrer cada momento de su historia, pero algunas de las experiencias que contaba me transmitía que eran relleno.Hasta que no llegas al tercero realmente no comienza lo interesante. Es aquí cuando la historia empezó de verdad a engancharme ya que contaba lo que había estado buscando desde el primer momento.

Uno de los aspectos positivos es que invita a reflexionar. Me ha hecho plantearme cuestiones como, ¿Por qué seguimos el mismo camino si somos conscientes de que no somos felices ante una situación? ¿Por qué no actuamos y ponemos fin? ¿Por qué nos ponemos nosotros mismos barreras para ser feliz? ¿Por qué nos cuesta tanto librarnos de ataduras? La protagonista se ponía barreras ella misma. En ocasiones era consciente de que no podía seguir así y no ponía remedio, mostrando una actitud conformista.

Las circunstancias de la vida a veces te llevan a hacer algo que preferirías no hacer, y siempre, siempre, hay que escuchar a la otra parte y saber los motivos

En definitiva, La metamorfosis de Laia enseña que se puede tener coraje y coger de nuevo las riendas de tu vida. Nos muestra que de todo se sale si realmente eres consciente de la situación y tienes voluntad. Nos enseña que, con fuerza, podemos decir adiós y salir de una relación tóxica y destructiva, y que, ante todo, se puede ser feliz de nuevo.