Reseña El Panteón de los Inmortales: Hijo del Hielo – Gabriel Kuntze

Sinopsis El Panteón de los Inmortales: Hijo del hielo

Desde sus respectivos lugares en el firmamento, los Inmortales rigen las vidas de cada uno de los seres que dedican sus vidas a adorarlos, siguiendo sus propios reglamentos impuestos por los mediadores, un reducido grupo formado por los más antiguos del Panteón. Pero la caída de Loechsul, conocido entre sus seguidores como el Invocador de Legiones, amenazará con hacer tambalear el orden establecido a lo largo de los siglos al poner en marcha los planes que el codicioso dios ideó mucho tiempo atrás, con el solo objetivo de recuperar el poder que sabría llegaría a perder algún día. A raíz de tales sucesos, representantes de numerosas escuelas se verán envueltos en una serie de eventos que cambiarán para siempre sus mentes y espíritus, pero que les permitirán con sus acciones forjar un nuevo destino para todas las culturas de Aldina.

Reseña El Panteón de los Inmortales: Hijo del Hiel- Gabriel Kuntze

Con El Panteón de los Inmortales: Hijo del Hielo, la primera entrega de la saga El Panteón de los Inmortales, Gabriel Kuntze nos introduce en un mundo de fantasía épica que nos traslada a Aldina, un mundo fantástico controlado por los Inmortales donde viviremos aventuras como si fuéramos un protagonista más.

Tras haber perdido su puesto en el Panteón, Loechsul, el Dios de los Demonios y el Invocador de Legiones, se ve desterrado en el mundo de los mortales, dando comienzo al Período del Demonio. Su misión será volver a ganarse un puesto entre Los Inmortales, ¿Será capaz de llevar a cabo su cometido?

En su camino encontrará obstáculos y aliados. Servidores de la a luz y la justicia, entre otros, que harán todo lo posible para que sus planes no culminen. En cambio, sus fieles seguidores, los invocadores de demonios, harán todo lo necesario para resurgir a su maestro.

Épocas más simples en las que la ignorancia resultaba una bendición

El Panteón de los Inmortales: Hijo del Hielo nos presenta a varios personajes que desde un comienzo parecen no tener ninguna relación, pero a medida que te sumerges en la historia cada uno de ellos se van hilando y conectando como si de una única pieza se tratase. Debido a esto, en un principio tuve la sensación de que la lectura era lenta, me costaba arrancar de manera fluida pese a que el contenido que leía me gustaba. No fue hasta la página 70 aproximadamente cuando esa impresión empezó a desvanecerse y el libro comenzó a agilizarse.

Los personajes de Hijo del Hielo son uno de los puntos fuertes de la novela. Unos protagonistas carismáticos, únicos y bien construidos. Cada uno de ellos ofrece a la historia un valor diferente con sus distintas personalidades, valores, ideales y formas de actuar. Cada personaje tiene un trasfondo cuidado y bien trabajado, dando profundidad a la historia. Entre ellos destacan una sacerdotisa, una monje, un paladín, un chamán, un invocador… distintas clases propias del género épico que ayudan a sumergirnos más en la historia.

Uno de los aspectos que me ha gustado respecto a los personajes es ver y comprender ambos bandos. Durante la novela nos ponemos en el lugar de los dos grupos: Un invocador que representa a Loechsul y sus súbditos, y los que quieren derrotarlo. Esto ha permitido entender mejor la historia ya que nos ha mostrado la perspectiva y pensamiento de ambos, conociendo los ideales y reflexiones de cada uno de ellos. Vemos las dos caras de la moneda.

La vida de un mortal es larga y está llena de dolor, tan llena de dolor que sólo queda abrazarlo y aprovecharlo

Respecto al mundo que ha creado me ha parecido completo y lleno de detalles. Los seres que lo habitan como los enthinos o los rocburos, el idioma común, la moneda que usan, la división de los territorios de Aldina, sus ideales, religiones o la devoción hacia algún Inmortal dependiendo de dónde vivan. Nos muestra un mundo donde el culto a un Inmortal está por encima de todo y eso rige la vida de cada individuo, dependiendo a quién sirvas perteneces y posees a una clase específica y te otorga determinados poderes. El uso de mantras, hechizos, con sus nombres propios dota a la obra de más personalidad ya que ha sido capaz de crear magia específica para este mundo.

Lit An Kalet
Sol Mas
Gol Ro Mal

En este tipo de novelas me gusta que el autor describa con detalle todo lo posible para conseguir mejor la sumersión en la obra y Gabriel Kuntze lo ha conseguido. Descripciones de lugares, lo que hace característico una raza, cómo funciona un mantra, incluso la aparición de cánticos en verso que enriquecen la obra, como “Soldado Seré al Crecer”, son alguno de los ejemplos que encontramos a lo largo de la historia.

Un aspecto negativo a comentar  de El Panteón de los Inmortales: Hijo del Hielo es la manera en la que se han visibilizado a algunas mujeres al principio del libro. Detalles como la manera de vestir, ligeras de ropa, o de actuar mostrándola infantil pese a tener una edad madura. A mi personalmente no me parece acertado. Cierto es que a medida que el libro ha avanzado el aspecto infantil ha desaparecido, y, junto con un trasfondo bien elaborado, me ha permitido conectar más con el personaje.

Concluyendo, en Hijo del Hielo nosadentramos en Aldina, un mundo lleno de traiciones, venganza, devoción, ideales, lealtad, engaños y corrupción. Un mundo destinado al resurgir del Dios de los Demonios y sus súbditos, y un grupo de valientes dispuesto a hacer justicia para evitar que eso suceda. Una historia con elementos clásicos de la fantasía épica que ofrece una perspectiva novedosa de este tipo de género.
Si os ha gustado y queréis colaborar reseñando El Panteón de los Inmortales: Hijo del Hielo podéis contactar con el autor a través de la sección Autores Noveles, donde encontraréis todos los datos de contacto.