Reseña El sabor de tus heridas – Victoria Álvarez

Sinopsis El sabor de tus heridas

Cuando llega la Navidad de 1909, los integrantes de la revista Dreaming Spires se han dispersado. Cae la nieve en los tejados de Oxford, pero los ánimos distan mucho de ser alegres, y los problemas no han hecho más que empezar. Chloë, la hija de Oliver, es secuestrada en Nochebuena, y la señorita Stirling acude a Lionel, huyendo de unos hombres que intentan asesinarla: ha llegado el momento de ponerse en marcha.

Nuestros héroes emprenden una aventura que primero los llevará al París de principios de siglo y luego hasta la ciudad balneario de Karlovy Vary en Bohemia. Pero hay más: el viaje los obligará también a cruzar las fronteras del tiempo. Entre 1909 y 1524, ente amenazas del presente y espíritus del pasado, Alexander, Lionel y Oliver tendrán que enfrentarse a la resolución de un último misterio. En ello se juegan mucho más que el prestigio de su revista: es su vida la que cuelga de un hilo, y falta poco para que se rompa…

Reseña El sabor de tus heridas - Victoria Álvarez

L’homme est né libre et partout il est dans les fers – Rousseau

El sabor de tus heridas completa la trilogía Dreaming Spires, una saga ambientada tras el fin de la época Victoriana que nos lleva de aventura por diferentes lugares, desde Kilcurling hasta Karlovy Vary, pasando por Nueva Orleans e incluso la bohemia parisina.

Esta última entrega cierra con todo detalle cada una de las tramas que se han ido abriendo a lo largo de la saga, desde Tu nombre después de la lluvia hasta Contra la fuerza del viento. Cada incógnita queda resuelta en este último libro, ya sea las cuestiones paranormales o personales de cada protagonista.

Hay una clase de silencio que solo puede percibirse en los cementerios, porque lo que lo produce no es la ausencia de sonido sino de vida

Esta tercera parte comienza distinto al resto. Aquí, a diferencia de las demás, los protagonistas no se embarcan en una aventura paranormal siendo eso la trama principal de libro. En El sabor de tus heridas, Alexander, Lionel y Oliver, tras los acontecimientos sucedidos en el anterior libro, no mantienen el contacto. Será un nuevo suceso, la desaparición de Clhöe, lo que lleve a unirlos de nuevo.

Hay muchas clases de maldad en el mundo, pero la peor es la que decide llevar una sonrisa por bandera, porque solo los más inteligentes se dan cuenta de lo que se esconde tras ella

Tratando de averiguar quién o quiénes están detrás de la desaparición de la pequeña, nos encontramos con una historia paranormal, desprendiéndose de nuevo la esencia de la saga. Aunque en esta ocasión, lo referente al mundo paranormal es mucho más místico.

Nunca dejarán de fascinarme los esfuerzos que hacen los hombres por acercarse a la divinidad. Alguien debería explicarles que lo más sensato que podrían hacer sería huir de las cosas eternas

Nos adentramos en un mundo ocultista donde se habla de reencarnaciones con seres malignos de otros planos e impregnaciones. Esto último son acontecimientos que se producen cuando en un lugar queda grabada una escena que aconteció en él durante el pasado, normalmente sucesos dolorosos y cargados de negatividad que los protagonistas dejaron parte de su esencia allí. Este tipo de suceso da mucho juego en la historia, ayudando al grupo de amigos a desentrañar el misterio que lo rodea.

La gente se empeña en dividir el mundo entre el bien y el mal, sin darse cuenta de que lo más interesante está en el filo de la espada

Respecto a los personajes, cada uno de ellos han tenido el final que debía tener. Nada más y nada menos, un final perfecto para unos personajes maravillosos, bien elaborados y completos. Leyendo la saga sentía que Alexander era el personaje menos explotado, que su evolución era lenta y que a penas se le daba protagonismo. Con El sabor de tus heridas la autora ha conseguido que cambie por completo de opinión, ha tenido el final que merecía y que concordaba con su trasfondo. 

Tengo que reconocer que Victoria Álvarez ha conseguido crearme hype con un romance gracias a esta trilogía. Ha logrado abrirme más la mente en este tema, dándome la esperanza de que esta temática no está tan perdida para mi como creía. Ha creado historias bonitas, delicadas y atípicas, alejándose por completo de las habituales historias románticas.

La autora no sólo ha conseguido hilar cada uno de los interrogantes planteados a lo largo de los dos primeros libros, también ha creado nuevos que se han ido desarrollando en este último libro y ha dado pie a una nueva trilogía.

Siempre pasa lo mismo. Nos acostumbramos de pequeños a que nuestras figuras de autoridad posean la clave de todos los enigmas, y cuando comprendemos que no son más que humanos se tambalean los cimientos de nuestra existencia

Continuando en su línea, vuelve a demostrar la gran labor de documentación que ha llevado a cabo y el dominio de los idiomas. La aparición de algunas líneas en francés ha contribuido a la sumersión, dándole un toque personal a la historia. Las referencias históricas a Charles Frederick Worth, quien es considerado el padre de la alta costura, al poema irlandés Caoineadh Airt Uí Laoghaire, a la revista literaria francesa Mercure de France, al autor George du Maurier o La Galería Uffizi que contiene una de las más antiguas y famosas colecciones de arte del mundo, enriquecen la obra.

Con El sabor de tus heridas y un final digno de saga decimos adiós a la trilogía Dreaming Spires. Nos despedimos de Alexander, Oliver, Lionel y de unas historias paranormales llenas de viajes, misterio, incógnitas, traiciones, muertes, reencuentros, pero sobre todo amor y amistad. Una saga con personajes únicos y especiales capaces de cautivarnos y hacernos sentir sus logros y derrotas, dejando con el corazón encogido y una lágrima fuera a los más sensibleros. Una saga que deja huella, enseña valores y que difícilmente se puede olvidar.