Reseña Contra la fuerza del viento – Victoria Álvarez

Sinopsis Contra la fuerza del viento

Inglaterra, 1905. Han pasado unos años desde los acontecimiento narrados en Tu nombre después de la lluvia y la vida ha sido generosa con el equipo del periódico Dreaming Spires. Nada parece poder perturbar su tranquilidad, pero a finales de mayo los tres amigos reciben la visita de la bella y misteriosa señorita Stirling, que luce sus mejores galas y acude a la ciudad con una tentadora oferta para ellos.

Alexander, Lionel y Oliver, acompañados por la excéntrica Verónica, acceden a acompañarla a una aldea cercana a Nueva Orleans para descubrir qué hay de cierto en la Leyenda del Perséfone, un bergantín hundido misteriosamente en el río Mississipi en 1962. Nada queda del barco, y al principio la gente del pueblo parece poco dispuesta a recordar el pasado, pero al cabo de unos días sabremos mucho del trágico destino de sus marineros, y puede que incluso se revele algo de la verdadera historia de la señorita Sterling…

Reseña Contra la fuerza del viento de Victoria Álvarez

Contra la fuerza del viento, la segunda entrega de la saga Dreaming Spires, ha conseguido superar en algunos sentidos a su predecesor, Tu nombre después de la lluvia. Con la misma pluma elegante e inigualable, Victoria Álvarez consigue sumergirnos de nuevo en otra aventura con toques paranormales.

Esta vez nos trasladamos a Nueva Orleans, donde una leyenda sobre el Perséfone inquieta a los lugareños. El Perséfone fue un barco tripulado por unos navegantes que escondían secretos que se irán revelando a lo largo de la aventura. Este bergantín se hundió en el Mississipi bajo extrañas circunstancias, y, desde entonces, ha sido objeto de toda clase de habladurías y leyendas.

Es aquí donde intervienen Alexander, Oliver, Lionel y la señorita Stirling. ¿Serán capaces de descubrir si realmente el Perséfone junto con su tripulación son fantasmas y deambulan por el Mississipi o serán simplemente leyendas? A lo largo de la investigación saldrán a la luz otras tramas secundarias que irán revelando a poco a poco los secretos y misterios que esconde el Perséfone.

Tengo que puntualizar que aunque tenga toques paranormales, realmente la autora no habla de las típicas historias de fantasmas o “de miedo”. Se basa en leyendas o en mitos que los protagonistas deberán descubrir si realmente hay algo de paranormal en ellas. Con esto quiero decir que no os esperéis, o no prejuzguéis, a que es el típico libro de historias de fantasmas, porque no es así. Suele estar mucho más vinculado a la realidad de lo que aparenta.

Quienes están en contacto todo el tiempo con temas que escapan de la comprensión humana tienen la mente lo suficientemente abierta para aceptar ciertos hechos

He de confesar que en un principio la investigación de Contra la fuerza del viento no me llamó mucho la atención. Un barco hundido, tripulantes fantasmas.. tuve mis dudas acerca de si realmente me gustaría, pero qué equivocada estaba. La facilidad que tiene la autora para engancharte y sorprenderte es fascinante. Cierto es que la trama investigativa de la primera entrega a mi parecer supera a esta, pero, para ser justos, no se queda atrás.

En esta segunda novela nada es lo que parece. Y la autora juega con nosotros haciéndonos crear teorías que después no tienen para nada que ver con lo que realmente pasó. El factor sorpresa que hay en este libro es uno de los puntos fuertes, junto con la gran cantidad de información nueva que aporta.

La verdad siempre es preferible a la mentira, incluso cuando se trata de una mentira creada para protegernos

La manera de justificar la aventura me ha parecido acertada y nada predecible. Consigue crear durante todo el relato un aura de misterio y tensión que luego desemboca en un torrente de sorpresas incapaces de imaginar.

A pesar de que el tema paranormal no supo llamarme la atención en un principio, las demás tramas del libro sí que lo hicieron. En Contra la fuerza del viento, nos acercamos más a Alexander, Oliver y Lionel, sobre todo a este último. Me ha fascinado la evolución del personaje, como un sinvergüenza y en ocasiones caradura, se convierte en lo que siempre ha criticado. Nos enseña que nunca debemos decir “De este agua no beberé”.

Respecto a Alexander, se descubre un poco más de su misteriosa vida pasada, pero se queda en eso. Me encantaría que su personaje tuviera las mismas oportunidades que Lionel y Oliver, quienes a lo largo de estos dos libros sus historias personales han ido evolucionando y creciendo acorde a la historia.

Oliver sigue siendo el mismo “amor de hombre”. En esta entrega vemos cómo es su vida junto con su prometida. Acompañaremos a ambos en situaciones emotivas que nos dejarán con el corazón encogido. Además descubriremos detalles del pasado de Oliver que hará que su vida cambie por completo y nos quedemos tan sorprendido como el propio protagonista.

Una de las historias que más me han cautivado ha sido el descubrimiento de la antigua vida de Margaret Stirling. Me ha maravillado su trasfondo tan bien cuidado y detallado, y cómo poco a poco a lo largo del libro se iban revelando más claves y secretos que no te dejarán indiferentes. Sin duda es uno de los perfiles más completos y emotivos que la autora ha creado.

Sois como planetas condenados a cruzarse una y otra vez en el firmamento, atraídos el uno por el otro pero sin poder escapar de vuestras propias órbitas. Allá donde vayáis, seguiréis sintiendo esa atracción. Es un magnetismo primigenio, casi cósmico. No podrás alejarte nunca de ella, al igual que ella no podrá alejarse de ti

Una vez más se muestra la gran labor de documentación de Victoria Álvarez. Las referencias al pintor John Singer Sargent, al RMS Oceanic, el transatlántico en su momento más grande del mundo de la naviera de White Star Line. Incluso al poema Le voyage de Charles Baudelaire o el mismísimo cementerio de Lafayette, donde viajamos a través de la novela.

El final de Contra la fuerza del viento es simplemente increíble. A medida que leía sentía en la garganta un nudo, estaba sufriendo con lo que contaba. Estaba tan entregada a la lectura que si fuera una persona sensiblera se me hubieran escapado las lágrimas. Esto lo ha conseguido Victoria Álvarez gracias al vínculo que ha sido capaz de crear entre los personajes y el lector. Un vínculo especial que durante el libro te hacía sentir la alegría o la angustia que sufrían los protagonistas.

Es un libro que, aunque no te llame la atención esos toques “paranormales”, sin duda te atrapa por la asombrosa construcción de las historias de los personajes. Y sólo por eso merece la pena darle una oportunidad a la trilogía.

En definitiva, Contra la fuerza del viento ha sido una digna continuación de la saga Dreaming Spires. Victoria Álvarez consigue de nuevo ponernos los sentimientos a flor de piel sumergiéndonos en una aventura con los tres inseparables amigos, que nos harán disfrutar tanto o incluso más que la primera entrega.