Reseña La Nigromante: Crónicas del aquelarre – Francisco Lorenzo González

Sinopsis La Nigromante

Año 1508, la guerra entre brujos y brujas estalla en Egipto. Han pasado siglos y las continuas batallas han diezmado las fuerzas de las hermanas, que se ven obligadas a huir y esconderse en las sombras por su implacable enemigo, Alastor. En la actualidad, el conflicto entre ambas estirpes ha llegado al límite y la reina del gran aquelarre ha optado por declarar la guerra abierta y convocar a todas las hermanas a la batalla contra los brujos. Sin embargo, una nueva amenaza pronto saldrá a la luz.

El aquelarre de Casandra tendrá que hacer frente a este nuevo peligro, que alterará el antiguo y delicado equilibrio entre luz y oscuridad. Esta vez, las fuerzas mágicas se enfrentarán en una guerra decisiva que condenará a las brujas al exterminio definitivo o hará que resurjan con más poder que nunca.

Reseña La Nigromante: Crónicas del aquelarre Francisco Lorenzo González

La Nigromante: Crónicas del aquelarre ha sido capaz de aportar esa magia característica de este tipo de obras. Sumergiéndonos en un mundo que está a punto de desatar una gran guerra, el autor, Francisco Lorenzo, nos adentra en una historia llena de intriga y emoción.

Brujos y brujas se declararon la guerra desde tiempos inmemoriales. Ellas tuvieron que huir y esconderse por necesidad, pero la situación ha cambiado. Un nuevo enemigo pone en peligro la vida de ambas partes. ¿Serán capaces brujos y brujas de hacer tregua y combatir al enemigo?

Este es el tema principal de la novela. Nos muestra como brujas desesperadas porque sus hermanas de aquelarre están muriendo poco a poco y están acabando con su estirpe, quieren remediar la situación. Por ello, inician de nuevo una guerra contra los que creen que son sus asesinos, los brujos. Todo cambia cuando aparece un enemigo mucho más poderoso y deberán hacer lo posible para aniquilarlos por el bien de su especie.

Reencuentros, amor, venganza, traiciones.. es lo que encontramos a lo largo de esta obra. Un relato que te atrapa desde el primer momento y consigue que te enganche de principio a fin.

La sensación de superioridad al quitar la vida de una persona es algo único del ser humano, ¿no crees? Es el animal más sanguinario de cuantos hay en este mundo. El único que disfruta haciendo sufrir, antes de arrebatar una vida. Los demás simplemente matan por necesidad. Qué aburrido, ¿verdad? Sin embargo, nosotros lo hacemos para ver el sufrimiento de la persona a la que odiamos, para ver cómo el brillo de sus ojos va desapareciendo lentamente

Durante todo el libro las brujas han sido las verdaderas protagonistas, las que han tenido más importancia. Con La Nigromante: Crónicas del aquelarre, ha sido capaz de mostrarnos cómo es realmente una bruja. Los detalles de los hechizos, la unión de un aquelarre, junto con el comportamiento de la especie, acercan al lector a la historia.

 Aperta vertice crinem abstulerat

Omnes moriuntur

Con una pluma ágil, el autor nos traslada durante la obra a diferentes lugares conocidos como la famosa calle de Baker Street, que aparece en  Sherlock, el Vaticano o la fontana de Trevi. Lugares que, por la referencia y por el hecho de yo haber visitado con anterioridad, me ha acercado más a la historia. Recorrer tantas partes del mundo a través de la lectura ha sido una experiencia magnífica ya que me ha hecho recordar y transportarme a través de los recuerdos.

El fallo de la novela es que profundiza demasiado poco en los sucesos, todo pasa muy deprisa. Me hubiera encantado tener más detalle sobre cada situación, cada bruja, cada relación. Eso hubiera hecho que le hubiera cogido más cariño a los personajes en general y me hubiera sumergido más aún en el relato.

Quitando ese detalle que acabo de mencionar, La Nigromante: Crónicas del aquelarre es una lectura entretenida y recomendada. Si te gustan las brujas o quieres sumergirte en un mundo distinto a lo que estás acostumbrado, este es tu libro. Francisco Lorenzo conseguirá engancharte desde un principio y te dejará con ganas de una segunda parte, que espero que algún día llegue.