Reseña El sótano – Natasha Preston

Sinopsis El sótano

Si entras, te atrapará. Tienes que conocerle para escapar de él.

Cuatro chicas encerradas por un secuestrador. Ellas son sus flores, sus perfectas y puras flores. Pero ¿cuánto tiempo podrán sobrevivir dentro del sótano? 

Reseña El sótano - Natasha Preston

Si tuviera que definir El sótano de algún modo diría “sin sentido”. Encontré este libro viajando entre blogs y la verdad que su sinopsis, a pesar de ser muy corta, me llamó la atención. Más aún cuando leí de qué iba. Tanta impresión me dio que al día siguiente de su descubrimiento ya me lo estaba leyendo. Empecé con muchas ganas e ilusión, creí que iba a ser una muy buena lectura, pero me equivocaba. ¿Por qué? Pensareis, si tiene todos los elementos propios para hacer una historia buena, intrigante y original. Empezaré a detallarlo poco a poco.

El libro consta de capítulos cortos narrados desde tres puntos de vista diferentes. Tenemos a Summer, la secuestrada, Lewis, el novio y por último Clover, el psicópata secuestrador. Durante el libro se van mezclando los protagonistas, lo que es un punto a favor del libro ya que gracias a ello podemos conocer la versión de la historia desde varias perspectivas, cosa que se agradece.

Todo empezó muy prometedor con Summer, quién una noche mientras salía y por una serie de circunstancias que no quiero revelar para no hacer spoilers, se topa con Clover, quién la secuestra.

Previamente a su secuestro, Summer realiza una serie de comentarios mentales acerca de lo poco que le gusta que su novio o sus padres le digan que no salga sola por las noches, que es peligroso. Se queja de los pesados que son, que ella es simplemente una chica de 16 años que vive en un pueblo aburrido, ¿Qué le podría pasar? Esas cosas no le podían pasar a ella, ni siquiera a su gente cercana. Pero, efectivamente, se equivocaba. Esas cosas pasan, como en la vida real. 

En este punto de El sótano estaba enganchada, me puse en la piel de Summer, en las veces que yo misma cuando tenía su edad había cometido la estupidez de ir sola por la calle, sin importarme lo que pudiera pasarme, porque como ella pensaba ¿Qué me puede pasar a mí? Si simulo hablar por el móvil nada podrá pasarme, cómo si eso fuera un ritual de protección. Piensas también, si tengo las llaves en la mano a modo de arma, estaré a salvo. Pero la realidad es que no, no lo estamos. Lo que le pudo pasar a Summer nos podría pasar a cualquiera de nosotras. ¿Cómo podía ser tan inconsciente? 

Cuando Summer se encontró con Clover me puso los pelos de punta porque yo misma he estado en una situación desagradable y también me han seguido. Es imposible no sentirse identificada con ella y con las demás chicas que aparecen a lo largo del libro.

Tras el secuestro, los capítulos de Summer se vuelven repetitivos y aburridos. Sólo sabe quejarse de la actitud de las demás chicas, que además luego ella adopta, a pesar de haberse quejado durante todo el libro. Lo cual me hizo pensar ¿Qué co-jo-nes te pasa a ti en la mente?. Si lo miras de un modo psicológico tiene sentido la evolución de Summer, pero si la autora lo hubiera hecho a largo plazo. No que Summer cambia bruscamente de forma de ser varias veces, no hay una progresión, y eso hace que choque a la hora de entender que le pasa. Lo que si queda claro es que por culpa del secuestro todas ellas sufrieron cambios en la personalidad, todas ellas no eran la misma, le dejaron secuelas. Solo que el problema con la protagonista es que todo fue demasiado forzado para que quedase coherente la historia, y por consiguiente, no quedaba creíble.

Clover o también llamado Colin a los ojos del mundo, es sin duda el personaje más “elaborado” de la historia. Realmente es una copia cutre de Norman Bates, para quién no lo sepa el protagonista de Psicosis (Psicosis I, Psicosis II, Psicosis III). Eso me llevó a otra decepción porque nadie puede igualar a Norman, se le quedó muy corto. Yo esperaba que al menos le hiciera justicia pero no, no lo consiguió. Colin era una persona que no es capaz de distinguir el bien del mal. Puede llegar a ser brutal y despiadado con las chicas, pero con el resto del mundo era una persona normal. 

Sabía lo que haría Madre y casi podía oírla ladrar su orden: Mátala. Mátala. Hazlo ahora

Una vocecilla procedente de algún rincón de mi cabeza seguía repitiendo la palabra “fracasado” una y otra vez, y supe que jamás se callaría hasta que lo consiguiera. Le demostraré que se equivoca, y estará orgullosa de mi

Un trauma de la infancia hace girar todos sus actos y acontecimientos: el trauma por la familia rota. Eso desembocó en que en su tiempo libre se dedicara a asesinar a una serie de personas que ya descubriréis si decidís leer El sótano.

Esas mujeres, las prostitutas, hacen daño a las familias inocentes de los hombres que se van con ellas

Debido a esa carencia familiar, desarrolló una obsesión con formar una nueva familia tras la muerte de su madre. Su única motivación era crea una familia perfecta. Elegía a las chicas que él mismo considera perfectas, como las flores. Las flores eran puras, como su madre decía y como ellas debían ser. Puras e inocentes, algo que es difícil de encontrar en un mundo de codicia, deshonra y libertinaje, según él. Es por eso que decidió montar en su sótano las habitaciones perfectas para que sus perfectas flores vivieran allí, junto a él, como una buena familia unida. Pero claro, no todo era tan perfecto como en su cabeza, no al menos para las chicas. Ellas debían de seguir una serie de normas que él mismo había impuesto. Si le contradecían o hacían algo que no estaba en sus planes, él era el juez, jurado y verdugo y nunca la cosa acababa bien. Él siempre pensaba que todo lo que hacía estaba bien, les hacía un favor a ellas. Para él era inconcebible que fuera un secuestrador, un asesino. Todo lo hacía por el bien del mundo, y de ellas.

¿Qué decir de Lewis? Pues básicamente, se tira sus correspondientes capítulos culpándose por haberla dejado sola y no haber sido protector con ella. Intenta ser un buen novio y lo consigue, hace todo lo posible por encontrarla dentro de sus posibilidades. Transmite tristeza, agonía, agobio, desolación porque la mujer que ama ha desaparecido. Pero enseña que es perseverante, cabezón y que lucha por lo que piensa y quiere. Se desprende y se palpa el amor que sienten el uno por el otro, dejándose ver en las anécdotas de su relación cuando las recuerdan.

Respecto al final de El sótano, sin sentido. No me ha gustado la manera de cómo se dieron los acontecimientos para que se preparara el final. Todo fue muy casual y forzado, no había naturalidad. Cierto es que no me esperaba otro final, porque suelen ser los típicos, pero al menos quería que los hechos que llevan al desenlace estuvieran buen currados y detallados.

En resumen, es un libro que si no estás familiarizada con el género y por lo tanto no puedes exigir un mínimo de cosas, o nunca has leído algo del subgénero, te gustará. Si estás dudosa tras la reseña de El sótano también te recomiendo que lo leas, lo mío es una opinión y quizás tú lo percibas de otra manera. Pero si ya has leído algo parecido, quizás te decepcione, pero siempre puedes juzgarlo por ti mismo.